UN DESASTRE HORRIBLE

 

“Nuestro país necesita fronteras fuertes y controles exhaustivos. ! Miren lo que ocurre por toda Europa y  el mundo! Un desastre horrible”. Donald Trump.

 

CABE*

Tiene razón el presidente de los Estados Unidos al afirmar que el mundo está hecho un desastre. Lo que no aclara Trump, es que la causa por la que estamos en esta situación es el capitalismo neoliberal.

En efecto, a la caída del muro de Berlín, en 1989, se anunció al mundo la globalización del capitalismo, la monarquía del mercado, y la desaparición del “Estado de bienestar”. Esto es, a partir de entonces el Estado solo tendría la labor de recaudar fondos que después serían transferidos a las empresas privadas, nacionales e internacionales, con tarifas coimeras y corruptas, como Odebrecht, además, y esto es la razón de ser del Estado en todas las épocas, perpetuar el privilegio de una minoría sobre la mayoría de la población lo que indica el uso indiscriminado de la fuerza, incluyendo el asesinato, contra disidentes y todo tipo de resistencia popular.

Pero, el neoliberalismo a partir de los años 90, del siglo pasado, liberó las más demenciales tendencias del capitalismo, la adicción a la concentración de riquezas y poder, al punto que ya se verifica como dato real aquel que sirvió de argumentación para la resistencia de los jóvenes de Occupy Wall Street, que el 1% de la población mundial se ha apoderado del 99% de la riqueza natural y social.

trump-ocupa-wallstreet

Las cifras de la concentración y la desigualdad

A fines del siglo pasado, Nancy Birdsall, ex Vicepresidenta del BID (Banco Interamericano del desarrollo), en un libro que trataba sobre la evolución del PMB (Producto Mundial Bruto) y la distribución de la riqueza social, señaló lo siguiente:

En 1800 el 74% de la población mundial (entonces de 944 millones) accedía al 56% del Producto Mundial (en US$ de 1980: 229,095,000,000), mientras el 26% de esa población concentraba el 44% de dicho PMB. Pero en 1995, el 80% de la población mundial (ya de 5,716,000,000) accedía solamente al 20% del Producto Mundial (US$ de 1980: 17,091,479,000,000), mientras que el 20% concentraba el 80% del Producto Mundial. (Colonialidad del poder, globalización y democracia, Aníbal Quijano, Lima, diciembre del 2000)

trump-riqueza-y-desigualdad

¿Qué pasó con las promesas?

Debe recordarse que en 1800, seguían vigentes los principios de Libertad, Igualdad y Fraternidad, paradigmas de la revolución francesa que ofreció cumplir una burguesía que acababa de hegemonizar el poder y, vía Napoleón, extendía el capitalismo al resto de Europa e iniciaba el proceso de globalización del sistema dividiendo el planeta entre países imperialistas y coloniales. Una división que perdura en nuestros días.

¿… Hasta que se acabó?

El mundo globalizado, para una mayor liberalización del mercado, parió la Unión Europea, y abrió las condiciones para Tratados de libre comercio, en los que el mundo se encadenaba al capitalismo y en el que los trabajadores arrastrarían las cadenas cada vez más pesadas.

Han pasado casi 30 años o más desde que el neoliberalismo se implantó y el desastre es lo que los hoy proteccionistas (“populistas” dicen quienes gustan motejar sin pensar), quieren superar con un nacionalismo que promete mucho pero que inevitablemente marcha a un desastre mayor.

En esa línea es que aparece Donald Trump, con un mensaje que promete “devolver a EEUU a su grandeza” ¿Cómo? ¿No que eran la gran potencia? ¿El big-brother que dominaba el mundo y paseaba su ejercito y sus bombas por el mundo entero, en Europa en la guerra de los Balcanes, en África negra y mediterránea, en Asia, en América Latina, y con bases militares que dan la vuelta al mundo?

trump-yla-demagogia

¿Qué hay de cierto en Trump?

Las promesas nacionalistas de Trump, son tan veraces como el color de su mechón. Es por eso de que cada aplicación de sus propuestas electorales está generando reacciones y resistencias en el pueblo que como en las épocas de Vietnam, en los 60, gana las calles cada día, mientras el showman presidente no atina una. Por el contrario, en vez de parecer el capo del imperio, cada vez es la más viva expresión de un  dictatorcillo de república bananera. A los peruanos nos hace recordar a Fujimori en los 90’s. Sobre todo ahora que Trump acaba de despedir a la Fiscal General, tal como hizo Fujimori con el Tribunal Constitucional que no le era favorable, y luego siguió con la Corte Suprema y final y luego con todo el poder judicial, apelando a los más corruptos para con ellos reorganizar ese poder del Estado. Y así fue, Fujimori se adueñó de los 4 poderes del Estado con la intención de perpetuar su poder, pero el pueblo, en las calles le puso fin luego de 10 años de dictadura.

La esperanza

protestas en brasil

El pueblo estadounidense no ha esperado el final de la era Trump, para reaccionar. Aun no había juramentado el del mechón rubio, cuando la gente se movilizaba por millones en todo el país. Mostrando al mundo que también en el centro del imperio el pueblo en las calles puede tomar la historia en sus manos. El fantasma del padre del socialismo estadounidense, Eugene Debbs, y de socialistas como Jim Cannon, George Novack, Wright Mills, y de muchos otros, está en las calles nuevamente.

* Carlos Bernales, es un periodista y caricaturista peruano que ha laborado en Nueva York en diferentes medios como El Diario/La Prensa, Hoy y Daily News.

 

 

Anuncios

One Reply to “UN DESASTRE HORRIBLE”

  1. La política estadounidense siempre fue muy hipócrita, y los descontentos con D. Trump lo que no le perdonan es un estilo abiertamente agresivo que los obliga a mostrarse escandalizados y a demarcarse del personaje. No se horrorizaron del caos que los Presidentes que precedieron a Trump llevaron al Oriente Medio, o el que pusieran al resto del mundo ante la disyuntiva de plegarse a los designios del imperio o la amenaza de una tercera guerra mundial. . Se muestran, en su hipocresía, escandalizados con el personaje que vocifera en voz alta que America debe de volver a ser a cualquier precio lo que era antes, cuando es la aspiración de todos los estadounidenses, incluida la población formada por la migración..

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s