El regreso de Bachelet

Michelle-Bachelet

 

 

Por Emir Sader

 

 

Cuarenta años después del golpe militar que terminó con la más prolongada democracia latinoamericana e instauró su más brutal dictadura, Chile debe elegir el domingo a la hija de un militar fiel a Allende, que murió en la prisión por eso, derrotando a la hija de un miembro de la Junta Militar de Pinochet.

Pero Chile cambió mucho, desde entonces. Ya no es el país que se colocó, por primera vez, en la posibilidad de una transición pacífica al socialismo, ni tampoco el de la dictadura pinochetista. Hubo una dictadura feroz de 17 años y una larga transición, con 20 años de gobiernos de la alianza socialista-demócrata cristiana (partidos que estaban en campos opuestos en el momento del golpe militar) y un breve gobierno neo-pinochetista, de Sebastián Piñera.

En ese tránsito Chile se transformó en un “caso” típico de los organismos internacionales del neoliberalismo –Banco Mundial, FMI-, como el país exitoso de economía de mercado en el continente. Pero, como contrapartida, el país que era de los menos desiguales del continente, se desplazó al otro lado, convirtiéndose uno de los más desiguales. Porque la alianza de los dos partidos, incluso sucediendo a la dictadura, mantuvo el modelo económico neoliberal de Pinochet, buscando sólo disminuir las desigualdades sociales, en el margen estrecho en que eso es posible.

Las grandes movilizaciones estudiantiles de los últimos años quebraron el prestigio de Sebastián Piñera –miembro del millonario grupo que detenta, entre otras empresas, a Lan Chile, que compró la Tam-, que había ascendido con la fórmula de empresario exitoso que va a realizar una administración eficiente del Estado.

Como Pinochet había privatizado totalmente la enseñanza superior, además de elitizarla aún más, gran parte de las familias de clase media quebró, porque contrajo deudas para pagar los estudios de los hijos. Fue en ese marco que los estudiantes se movilizaron, con gran apoyo de la población, para exigir el retorno del carácter público de la educación superior.

Las movilizaciones afectaron de forma directa e irreversible el prestigio de Piñera y abrieron camino para el retorno de Bachelet. Ella presentó un plan de rescate de las universidades públicas en un plazo de 5 años – la principal novedad de su programa en relación a su gobierno anterior.

A pesar de seguir con el Tratado de Libre Comercio con los EE.UU., Bachelet afirma que el país se distanciará de la Alianza para el Pacífico y que lo aproximará a Unasur y al Mercosur, cambiando el perfil de la política externa del gobierno Piñera e incluso de su gobierno anterior. Bachelet gobernó hasta 2008, el año del inicio de la crisis recesiva en el centro del capitalismo. Ella llegó a decretar algún apoyo a los ancianos, los más fragilizados por los efectos de la crisis, dado que la alianza socialista-demócrata cristiana había mantenido la privatización de la seguridad social chilena.

La crisis reveló que quién resistió mejor a sus efectos recesivos fue quién incrementó los intercambios regionales y Sur-Sur, además de intensificar las políticas de redistribución de renta, que extienden el mercado interno de consumo popular. En contra vía del modelo chileno, que tiene en la exportación su sector más dinámico y en las altas esferas del consumo.

El equipo escogido por Bachelet para gobernar no difiere mucho del anterior, lo que permite delinear aún el alcance de las diferencias en relación a su gobierno anterior.

Lo que es seguro es que lo retorno de la derecha neo-pinochetista a la presidencia de Chile, incluso teniendo aires eufóricos hace cuatro años, fue catastrófico. Aun así, Piñera intenta distanciarse de las posiciones más duras de la derecha, con la esperanza de poder volver a ser candidato en cuatro años más. Pero sólo tendría oportunidades si de la misma forma que a finales del gobierno anterior de Bachelet, con gran apoyo popular, la alianza socialista-comunista sigue apelando a sus viejos y desgastados cuadros, como fue Eduardo Frei, ex-presidente, derrotado contundentemente por la derecha. (Traducción ALAI).

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s