EE.UU. 11 millones de indocumentados: Del sueño a la pesadilla

EMIGRANTES

 

 

Por Cristina Escobar

Cuba Debate

 

 

 

Vivir en Estados Unidos es el sueño de muchas personas que cruzan la frontera de ese país por diversas razones, pero adquirir la ciudadanía es una verdadera pesadilla. Por eso, se estima que 11 millones de inmigrantes viven allí sin ciudadanía. Ahora el Senado norteamericano aprobó comenzar el debate de manera oficial. El resultado de la votación para discutirlo es alentador: 82 a 15. Esto es solo el comienzo. Después del Senado será la Cámara de Representantes, dominada por el partido Republicano y después una comisión, después el Presidente. Pero el camino es mucho más largo y demorado de lo que nadie se imagina. Sobretodo cuando tanta gente tiene algo que opinar, o enmendar. 300 enmiendas aproximadamente se espera que se le haga a este proyecto. Por ejemplo, un senador de origen cubano, que parece estar muy preocupado por quién entra y quién no a Estados Unidos, pero poco dice de la Ley de Ajuste Cubano, que sí promueve la inmigración ilegal, quiere promover una enmienda para exigir que quiénes se hagan ciudadanos hablen, lean y escriban fluidamente en inglés.

Pero quizás el principal escollo será el condicionamiento de algunos que piden más dinero para la seguridad en la frontera, aunque ya el proyecto incluye 6.500 millones.

Tanta algarabía para discutir formalmente el tema haría pensar que lo que se está proponiendo es un cambio verdaderamente radical. Apenas se intenta legalizar el estatus migratorio de los 11 millones de indocumentados. Todas esas personas están en riesgo constante de ser deportadas, aunque hayan vivido buena parte de su vida en Estados Unidos, y no importa tampoco, por ejemplo si tuvieron hijos allí que son norteamericanos.

La necesidad de reformar integralmente el sistema migratorio ya se convierte en una urgencia, porque la legislación tiene poco que ver con un país que depende del trabajo de tantos inmigrantes.

Una urgencia que tiene implicaciones políticas. La comunidad hispana se ha convertido en una minoría determinante en las elecciones. Barack Obama tiene mucho que agradecerle a los millones de latinos que volvieron a votar por él en noviembre. Hacer por los inmigrantes no solo favorecerá a los demócratas también los republicanos recuperarían influencia en ese sector si impulsaran la propuesta. Los burócratas de Washington deberían pensar en ciertos beneficios, si 11 millones de indocumentados adquieren la ciudadanía americana, serán 11 millones de personas que pagarán impuestos, que siempre le viene bien al gobierno.

La realidad es que ser indocumentado en Estados Unidos implica muchos riesgos y dificultades, trabajan por bajísimos salarios y no se les asegura cobertura de salud y pueden ser deportados en cualquier momento. 11 millones de personas que viven así en un país que se beneficia con creces del trabajo de esos inmigrantes. Ahora comienza el debate formal en el Congreso, pero mucho indica que el proceso será largo y tendido. Habrá que esperar entonces el deseado cambio en la política migratoria que de darse sería la primera de este tipo en toda una generación.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s