¡Toma la calle!

 

La primavera es nuestra

Por Mariano Muñoz

Nunca se sabe el momento o el lugar preciso dónde se desatará una explosión social. Tuvo que llegar la crisis económica para despertar del sueño americano y ver, junto al resto del mundo, una verdadera pesadilla. Gracias, entre otros factores, a las acampadas en Wall Street que comenzaron en septiembre del año pasado, ahora la gente habla fácilmente sobre el infame 1% de la población. O sea, el mundo corporativo y sus abusos.

¿Cúal es el papel de los inmigrantes hispanos en esta conversación? ¿Acaso los millones de latinos tanto ciudadanos legales como ‘indocumentados’ son también parte del 99%? ¿Es también esta su lucha?

Estas preguntas son urgentes hoy porque en enero, el movimiento de Ocupa Wall Street propuso un paro general para el 1º de mayo (Día Mundial del Trabajador) en solidaridad con los inmigrantes. Esta iniciativa de OWS busca integrar, interactuar y retro-alimentarse con las técnicas de lucha de la población latina. Como afirma la activista y educadora Harmony Goldberg: “Aquí siempre los inmigrantes le dieron un toque sagaz a los movimientos laborales; inyectándoles nuevas ideas y diferentes retos”.

Goldberg opina que en las décadas de los 30 y 70, los movimientos laborales se beneficiaron grandemente de esta relación con la población inmigrante. Por estos enlaces de lucha social se lograron amnistías migratorias. No obstante, ya han pasado 25 años desde que se firmó la última gran ley de naturalización. Desde entonces no se ha gestado otra amnistía y al presente la población hispana esta constantemente atacada por leyes antimigratorias.

Treinta mil personas son detenidas a diario por este gobierno, un acto que cuesta cinco millones de dólares al día. Los latinos, sobre todo los inmigrantes mexicanos, conforman el porcentaje mayor de personas afectadas por estos abusos. Se suma a esta situación los millones de hijos de inmigrantes que viven en el país carentes de derechos ya que llegaron a territorio estadounidense sin pasar inspección.

Como muy bien afirma Yajaira Saavedra, joven activista del New York Dream Act (ley que daria ayuda financiera a graduados de escuela secundaria, sin importar su estatus migratorio): “No tenemos identidad; vivimos en la sombra sin haber tenido la oportunidad de decidir nuestro propio futuro”.

Es por eso que desde hace más de una década, grupos comunitarios en poblaciones latinas identificaron el 1º de mayo como la fecha para salir a las calles y reafirmar la lucha del inmigrante en los EE. UU. En 2006, trás un arduo trabajo y coordinación, se logró que miles de personas se unieran al llamado de un paro general nacional con resultados exitosos. A raíz de este gran logro se creó la tradición de manifestarse en esa fecha todos los años. En la ciudad de Nueva York, el lugar de encuentro siempre ha sido Union Square (la Plaza de la Unión), situada en la calle 14 en Manhattan.

La Coalición 1.º de Mayo ha sido una de las varias redes organizadoras que no solamente fueron instrumentales en el éxito del paro de 2006, sino que han seguido año tras año en la lucha por nuestros derechos.

¿Ocupa el 1º de mayo?
La modalidad de manifestarse más reconocida de OWS es mediante la acción directa y la desobediencia civil. Ambas acciones, que a veces terminan como delitos menores y sin grandes consecuencias para un ciudadano, podrían tener repercusiones irreparables para aquellos sin papeles. Esta fue una de las preocupaciones a nivel organizativo.

¿Cuál es la coyuntura actual? Teresa Gutiérrez, organizadora de la Coalición afirmó que aunque fue motivo de debate entre los distintos grupos de ocupantes, se logró acordar una petición de permisos a la ciudad para que las manifestaciones de inmigrantes ocurran en un ambiente de seguridad y legalidad.

Aunque el 1º de mayo verá durante todo el día decenas de marchas pequeñas y acciones directas de desobediencia civil, la manifestación anual en Union Square, convocada para el mediodía por la Coalición 1º de Mayo, tiene ya permiso de la municipalidad. Habrá música, discursos, talleres informativos y concluirá acoplándose a la Gran Marcha por la Unidad rumbo a Wall Street a las 5:30 p.m. Los detalles de esta manifestación se han discutido con la municipalidad y se darán permisos para tomar las calles hasta llegar al distrito financiero.

Por su parte, Ocupa Wall Street llevará a cabo una ocupación relámpago (pop-up occupation) en Bryant Park (West 42nd Street y 6th Avenue), que luego marchará hacia Union Square a las 2 p.m. Sépase que ninguna de estas dos grandes acciones contará con permiso de la municipalidad. Por tanto, se esperan choques con la policía. Recomendamos precaución dentro de los grupos inmigrantes que quieran participar.

El 1º de mayo hará noticia. En tiempos de ocupación el grito inmigrante por la igualdad se podrá escuchar aún más fuerte y potente. ¿Será esta nuestra primavera latina? El ocupante boliviano Diego Ibáñez afirmó en conferencia de prensa: “Yo sé de un lugar donde cada conversación tendrá un potencial revolucionario”. Sus palabras se refieren a lo que podría suceder el 1º de mayo en Union Square, Bryant Park y Wall Street. En pocos días nos llegará el momento de la acción.

Nos vemos en la calle.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s