Ocupar Wall Street

Por Hector Bejar

En el momento en que escribo estas líneas llegan a diez millones las firmas reunidas por Avaaz (Voz), la campaña planetaria que opera por Internet, y ya son decenas de miles los manifestantes. Se ha pasado de la web a las calles, es el poder del clicktivismo o activismo digital llevado a los parques de Manhattan o expresado frente a las casas de los Murdoch y similares, donde acampan los indignados con el poder capitalista.

Tuvo que pasar mucho tiempo para que los ciudadanos del mundo se animen a señalar de dónde vienen los males contemporáneos: de Wall Street.

¿Qué es, en realidad, Wall Street? Es la codicia, más la barbarie, más la técnica, más el dinero. John Steele Gordon ha reconstruido la historia en The Great Game (el Gran Juego). Empieza en la  muralla de Nueva Ámsterdam (después Nueva York) edificada por los holandeses para cuidarse de los ingleses, desde donde un pequeño grupo de banqueros empezó con los tulipanes turcos, siguió con los canales del Erie haciendo matar indios, continuó con la aplicación del vapor de Watt, los ferrocarriles, el oro de California matando mexicanos, la guerra de Norte contra Sur, las dos guerras mundiales (millones de muertos), la revolución verde con la que despojaron a los granjeros y la guerra fría con la que derrotaron al socialismo real.

En un detallado y documentado texto(búsquelo en http://www.rebelion.org), Stephen Lendman narra cómo en 1910 en la isla Jekyll frente al estado de Georgia, isla de JP Morgan, magnate de los ferrocarriles, las industrias y el acero, se reunieron en secreto a iniciativa del senador Nelson Aldrich, Paul Moritz Warburg, hombre de los Rothschild banqueros de los monarcas mediante la emisión de bonos, dueños del oro de California más los Rockefeller, con funcionarios del Tesoro. Acordaron eliminar la emisión de los Green backs, los billetes estatales creados por Lincoln para financiar su guerra contra los esclavistas del sur. Idearon el Sistema de la Reserva Federal que permite a los bancos privados emitir dólares a nombre del Estado y venderlos al gobierno generándole deuda.

El Proyecto fue aprobado sorprendiendo al Congreso en la Navidad de 1913 y fue promulgado por Woodrow Wilson.

En su documentado libro de setecientas páginas Secretos del Templo, William Greider analiza cómo a lo largo del tiempo, el sistema afilió a doce asociaciones de bancos privados que forman la Reserva Federal y emiten los billetes que parecen nacionales pero no lo son. El Banco de Nueva York tiene el cincuenta y tres por ciento de las acciones. ¿Quiénes lo integran? El Chase Manhattan Bank, el Citibank y Morgan Guaranty Trust (Visa y Mastercard) que se han ido fusionando.

En 1963, Kennedy dictó la orden presidencial EO 11110 para imprimir dólares “de verdad”, pero su asesinato impidió que la orden se cumpla.

En 1970 Nixon desconoció el patrón oro y el dólar de la Reserva Federal se hizo más falso: se convirtió en referencia monetaria mundial sin respaldo metálico.

En 1993 Clinton desreguló el capital financiero, levantó la prohibición de que los bancos de depósitos puedan unirse con los bancos de inversión. Esta parte desconocida del Consenso de Washington causó la crisis actual.

El sueño neoliberal no es la libertad de las personas sino del capital. Se ha cumplido.

Desregulado, el capital financiero se lanzó a la compra de grado o fuerza de los activos mundiales, entre ellos los del Perú. Empezó la cadena de los NAFTA, ALCA y TLCs. Estados Unidos se desindustrializó y se transformó en una economía financiera, tercerizada y de servicios. Derrotado el este de Europa se volcó hacia el oeste. Con la economía virtual, se perdió toda posibilidad de control.

Lo que parece una gran crisis es, en realidad, el más grande éxito conseguido por los Rothschild, Morgan y Rockefeller: la concentración de riqueza nunca vista en el planeta está en sus manos y las de sus cómplices de las mafias europeas.

Se van a indigestar. Las cosas no parecen tan fáciles como cuando el Rey Leopoldo de Bélgica mandaba saquear el Congo porque millones de personas se han puesto en el camino.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s