La ultraderecha y la inmigración

Por Jorge Durand *

Durante buena parte del siglo XX el comunismo fue considerado la principal amenaza de Europa, Estados Unidos y el mundo libre.

Con la caída del muro de Berlín se derrumbó el principal enemigo de la ultraderecha y le tocó al presidente Ronald Reagan asumir el derrumbe del comunismo. Al no tener un enemigo a quién echarle las culpas, se tuvo que contentar con definir al narcotráfico como el nuevo objetivo a combatir.

Recordemos la época en que México tenía que ser evaluado, certificado, cada año por su participación en la lucha contra los cárteles. Si Calderón hubiera sido presidente en aquella época habría sido un paladín de fama mundial.

Pero la lucha contra el narco no cuajó como modelo antagónico. Hasta los políticos más puritanos de Estados Unidos tuvieron que confesar que en algún momento de sus vidas, especialmente en sus años juveniles, tuvieron algún contacto con las drogas.

Entonces la inmigración se convirtió en la nueva amenaza que necesitaba la derecha. La lucha contra los migrantes, extranjeros, pobres y diferentes podía acoger a múltiples grupos y tendencias. Es el enemigo, el pretexto perfecto, que cumple con todos los requisitos: los extranjeros son una amenaza a la identidad, un peligro para la cultura y las tradiciones, acaparaban puestos de trabajo y son ilegales, no respetan la ley. A todo esto se sumó la catástrofe del 11 de septiembre, que vinculó de manera definitiva el asunto migratorio a la seguridad nacional. (…)  Continua…

La Jornada *

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s